Dietas y ejercicios para conseguir perder peso


En un artículo publicado en la revista Annals of Internal Medicine, en su número del 4 de Enero del 2005, AG Tsai y TA Walden, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensylvania, Filadelfia, se proponen describir los componentes, el coste y la eficacia de los principales programas de auto-ayuda para la pérdida de peso comercializados en los Estados Unidos, que facilitan on-line consejos personalizados a los consumidores.

Las fuentes de datos consultadas y analizadas por los autores han sido las páginas web de las compañías, la discusión telefónica con sus representantes y la búsqueda en la base de datos de MEDLINE.

De los datos recogidos fueron seleccionados para el estudio los ensayos clínicos aleatorizados al menos de 12 semanas de duración que incluían solo adultos y evaluaban intervenciones tal como éstas son generalmente facilitadas al público, así como series de casos que cumplían estos criterios, establecían el número de personas reclutadas para el estudio, e incluían un seguimiento de evaluación que duraba 1 año o más.

Los autores hallaron en su búsqueda estudios de: programas no médicos (Weight Watchers, Jenny Craig y L.A. Weight Loss), programas con fundamentos médicos y dietas muy bajas en calorías (Health Management Resources y OPTIFAST) y programas comerciales basados en Internet; también se incluyen dos programas de auto-ayuda gratuitos (Take Off Pounds Sensibly y Overeaters Anonymous).

Pérdida de peso aproximado en 2 meses


De los tres ensayos controlados y aleatorizados de la compañía Weight Watchers, el más amplio comunicaba una pérdida de peso del 3,2% del peso inicial al cabo de 2 años. Un estudio aleatorizado y varias series de casos de programas con dietas muy bajas en calorías, supervisados médicamente, encontró que los pacientes que completaron el tratamiento perdieron del 15% al 25% del peso inicial.

Estos programas se asociaron con costes elevados, un número elevado de abandonos y una elevada probabilidad de recuperar el 50% o más del peso perdido en 1 a 2 años. Las intervenciones comerciales contra la obesidad, disponibles en Internet, y los programas de auto-ayuda, producen mínimas pérdidas de peso.

Las conclusiones son que, con la excepción de un ensayo clínico de la compañía Weight Watchers, las evidencias que apoyan el uso de los principales programas comerciales de auto-ayuda para la pérdida de peso se encuentran por debajo del nivel óptimo. Son necesarios ensayos controlados para evaluar la eficacia y la eficiencia de estos programas.