Recetas para ganar de peso


Mientras que la mayoría de las personas experimenta diferentes tipos de dietas con el objetivo de bajar de peso y obtener la figura deseada, hay otro grupo quienes buscan justo lo contrario.

Hablamos de los ectomorfos, cuyos cuerpos se caracterizan por extremidades largas, bajo índice de masa muscular y a quienes cuesta mucho cambiar las condiciones propias de su complexión.

Sin embargo, contrario a lo que se creería, comer mucho no es una solución; no solo porque debe complementarse con ejercicio físico sino porque el objetivo integra ganar peso y mantener la salud.

Nutrición

Existe un principio que indica que la grasa corporal funciona como órgano metabólicamente activo que provee la energía que necesitamos para realizar las actividades que ejecutamos a diario.

Así mismo, la mayoría de los nutricionistas coinciden en que es importante lograr y mantener un peso adecuado para contrarrestar efectos adversos como debilidad muscular u ósea, anemia y otros.

Del mismo modo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo de 400 gramos de frutas y verduras al día para un balance correcto de azúcares, carbohidratos y calorías.

Recetario natural

Existen alternativas naturales para ganar peso de manera saludable mediante las comidas, y es importante consultar al médico para que te indique los planes nutricionales que mejor se adapten a ti.

No obstante, te ofrecemos tres recetas sencillas de preparar e incluir en tu menú, fundamentadas en la ingesta de verduras con alto índice nutritivo, energético y aporte importante de carbohidratos.

1. Arroz integral con aceituna, almendras y tomates secos


  • Remoja los tomates secos, escurre y pica en trozos medianos; también la cebolla, el ajo y las aceitunas (sin hueso) en rodajas.
  • Caliente tres tazas de caldo de verduras hasta que hierva, el arroz integral en una cazuela y sofríe ajo y cebolla.
  • Integra el arroz con ralladura de limón, luego el caldo y deja coser durante 25 minutos.
  • Agrega los tomates secos, aceitunas, perejil, albahaca, almendras tostadas fileteadas, sal y adereza con aceite de oliva.

2. Hortalizas asadas


  • En un bol prepara una mezcla de zumo de limón, mostaza, especias (pimienta, comino, ajo en polvo) y aceite de oliva.
  • Corta zanahoria (4), nabos (2), papas (2), colinabos (4) y chirivías (2) en forma de bastón e integra a la mezcla.
  • Dispón la preparación en una bandeja y hornea durante 15 a 200 grados centígrados.
  • Saca, revuelve e ingresa nuevamente por 20 minutos más.


3. Ensalada templada de brócoli


  • Cose al vapor o en un microondas el brócoli picado en trozos diferentes.
  • Sancocha huevos, pélalos y trocéalos. Integra con el brócoli.
  • Agrega queso de cabra desmenuzado, hiervas provinciales y mezcla.
  • Aparte, mezcla semillas de amapola, mostaza, sal y pimienta negra, zumo de limón y vinagre de arroz para hacer una salsa.
  • Añádela a la preparación y sirve con alguna proteína (preferiblemente carne magra).


Es importante puntualizar que las verduras que convienen por su contenido de carbohidratos y calorías corresponden a aquellas cuyo desarrollo se da debajo de la tierra, es decir, los tubérculos.

Por su parte, las que crecen en la superficie no contienen el nivel ideal para este objetivo, por lo que tendrías que consumir en exceso e incluso así no generarán los resultados esperados.