Cesc Fabregas es nuevo jugador del Mónaco


En el fútbol un día estás en la cima y al otro estás hasta abajo o viceversa. Es algo que sucede muy a menudo, es posible que un futbolista no se mantenga compitiendo en lo más alto del fútbol, puesto que como sabemos con el paso de los años las capacidades físicas van disminuyendo y van surgiendo nuevos jugadores que van ocupando esos lugares.

En la actualidad cuando un jugador se encuentra en los últimos años de su carrera como futbolista emigra a una liga menos competitiva, pero donde llega con el cartel de súper estrella. Claro que no está mal y puede que rindan a un extraordinario nivel porque la exigencia es menor. Casos como Zlatan Ibrahimovic en redzer, David Villa en el New York City o Andrés Iniesta en Japón son unos casos.

Sin embargo, Cesc Fabregas de 31 años no ha optado por irse a una liga exótica, donde los millones de dólares o euros lo seduzcan, por ahora. Ya que ha fichado por el Mónaco de Francia. Un equipo, que, si bien no está en los primeros puestos de la liga, si está en una de las mejores ligas de Europa.

Cesc Fabregas jugaba para el Chelsea con quienes ganó la dos Premier League y una UEFA Europa League. Siendo uno de los jugadores importantes durante esos títulos, pero en sus últimas temporadas su participación fue disminuyendo al grado de que fue liberado por el Chelsea. Solo fue recibiendo indemnizaciones por sus bonificaciones. Fabregas se une a Naldo que llegó del Schalke 04 y al lateral Fodé Ballo-Touré de 22 años proveniente del Lille. Siendo así el tercer fichaje del mercado invernal.

El Mónaco se encuentra en el lugar 19 de la Ligue 1 francesa ocupando puestos que si la temporada terminará hoy descendería. Cesc fue jugador formado en las inferiores del Barcelona, jugo en el Arsenal donde fue compañero de Thierry por cuatro temporadas y uno de los ídolos en el Emirates Stadium, regreso a Barcelona y desde 2014 jugaba para el Chelsea. Ya no contaba para el técnico Mauricio Zarri por lo que fue liberado, siendo su último partido Nottingham Forest donde su ex equipo salió con el triunfo, aunque el fallo un penal y salió ovacionado y entre lágrimas al ser sustituido.

En su nueva etapa como jugador del Mónaco tendrá la difícil tarea de ayudar a que su equipo no descienda.